Marcia Shibata

Marcia Wang Shibata conoció el budismo y el ikebana gracias a Chögyam Trungpa Rimpoché en el centro Shambhala de Karmê Chöling en 1974. Chögyam Trungpa Rimpoché era un maestro de ikebana de la escuela Sogetsu, la más reciente entre las escuelas de tradición floral de Japón. Desde 1980 a 1985 la Sra. Wang Shibata estudió el arte de las flores en Japón en las escuelas Ikenobo y Saga Misho que son ambas las más antiguas y clásicas en técnica de ikebana.

Comenzó a enseñar en occidente en 1986. Su interés principal en la práctica de las flores sigue siendo transmitirla como actividad de meditación, no como forma decorativa. La Sra. Wang Shibata enseña actualmente en EE.UU. y en Europa donde ha desarrollado con sus estudiantes una escuela nueva de ikebana basada en las enseñanzas del budismo Shambhala.

Recibieron la bendición del hijo y heredero de Chögyam Trungpa Rimpoché, Sákyong Mipham Rimpoché, para lanzar la escuela en 2003 con el nombre de Shambhala Kado Europa. Kado significa "La vía de las flores". La Sra. Wang Shibata sigue siendo una estudiante vinculada a la Sra. Watanabe Sensei, maestra de Sogetsu en Montreal (Canadá).

Noticias

21 enero 2016

Aunque ya estamos en medio de un invierno atípicamente cálido, especialmente el día de la infancia, han pasado ya los días más cortos del año y estamos deseando los rayos de sol que avanzan. La tierra descansa. En muchas culturas esto también sería tiempo de descanso pero la tecnolog...

Más
 
7 octubre 2015

El dathün es un programa intensivo de meditación que dura cuatro semanas y está previsto en marzo de 2016, abierto a quien lo desee. Se trata de invertir una buena cantidad de tiempo para relajarse realmente, asentarse en el terreno de la...

Más
 
21 enero 2016

Por Lee Worley

Más
 
17 noviembre 2015

¡Apuesta por el retiro del corazón abierto en Dechen Chöling! Disfruta los cinco días de práctica y estudio con Susan Piver, autora de éxito y profesora..

Hay más información (en inglés) pinchando en: ...

Más
 
11 octubre 2015

Hoy es un hermoso día de otoño, los árboles bailan con la energía nítida del viento, las hojas ya han cambiado de color y vuelan por doquier, todo es claro y vívido. Es ligeramente nostálgico, el final del verano aunque todo está muy energetizado.

Más
 
Syndicate content